6 MOTIVOS QUE HARÍAN DE LOS ARRIENDOS UNA MALA INVERSIÓN

Finca Raíz de Arriendo: lo que puede salir mal
5/5 - (1 voto)

Las propiedades de finca raíz de arriendo, son inmuebles que se adquieren con el fin de ser operados para obtener beneficios fijos y constantes. Se trata de un bien utilizado por otros y que, por lo tanto, debe adaptarse a las exigencias de los demás, no a las tuyas. 

Invertir es una de las formas más efectivas que existe para hacer crecer tu dinero. Pero debes hacerlo de manera inteligente para reducir riesgos.

La finca raíz de arriendo, como estrategia de inversión, se resume en tres pasos:

  1. Comprar una propiedad.
  2. Arrendarla.
  3. Recuperar la inversión.

¿Realmente es así de simple?, si bien se trata de una de las estrategias de inversión más seguras que hay, sus reglas son complejas.

Te presentamos una lista con seis motivos que podrían convertir tu inversión en finca raíz de arriendo en una mala opción.

1. Vacancia

Muchos inversionistas, movidos por la emoción, compran viviendas en las que les gustaría vivir. Esto podría parecer un acierto a primera vista, pero en realidad es un error. Por mucho que te guste la zona, el entorno, el diseño de la casa, tú no vas a vivir en ella.

Tu propiedad debe ajustarse a las necesidades de los inquilinos. Antes de adquirir una finca raíz de arriendo, es importante que investigues la zona y los precios de las viviendas vecinas. Así, tendrás una idea del perfil de tu inquilino ideal y el precio que podrías pedir.

Finca Raíz por arriendo y sus desventajas
Imagen por Anthony Gideon de Pexels

2. Malos arrendatarios

Santiago pasó varios meses esperando a que su apartamento se arrendara. Cuando finalmente llegaron unas personas interesadas, los aceptó como inquilinos sin solicitar aval, sin comprobar ingresos ni pedir garantías adicionales.

Tras varios meses de renta acumulada, finalmente logró que le devolvieran su apartamento y recuperó su inmueble con varios desperfectos. Perdió el dinero de las rentas atrasadas y además, tuvo que pagar los daños provocados por los inquilinos.

Los arrendatarios que no pagan y dañan la propiedad son más comunes de lo que se cree. En ambos casos tu bolsillo pagaría las consecuencias. Los seguros de impago y contra desperfectos son una herramienta muy útil. Pero el tiempo y la energía perdida nadie los recupera.

3. Mantenimiento de la vivienda

Toda vivienda sufre desgaste con el uso. Los ingresos que parecían excelentes, se desinflan cuando surge la necesidad de hacer reparaciones. Desafortunadamente, muchos inversionistas descubren los costos de mantenimiento demasiado tarde. 

4. Contratos confusos o ambiguos

Nadie debería firmar un documento que no comprendan en su totalidad. Después de todo, estamos hablando del patrimonio de ambas partes.

Evita los contratos confusos al arrendar una propiedad
Atribución: Imagen de @yanalya en freepik.com

Evita a toda costa los contratos genéricos. Olvídate de buscar en Internet o de ir a una papelería por un acuerdo de arrendamiento. Los contratos son documentos que brindan cierta protección a tu propiedad. Busca asesoría de abogados y de expertos en el tema. 

5. Impuestos

Todo arrendador está obligado a declarar y pagar impuestos. Esto, a la larga, representa una disminución en los ingresos netos. 

Es importante que te asesores en este y otros temas fiscales. Las multas, recargos y consecuencias de no tener en orden tus impuestos puede ser mucho más severa de lo que te imaginas. 

6. Precio de compra Vs. precio de renta. Malos cálculos de ingresos y egresos

La idea inicial siempre fue comprar una vivienda para arrendarla y generar una ganancia. Pero ¿Qué pasa cuando esa ganancia no llega en el tiempo que planeaste?

Los malos cálculos pueden provocar falsas expectativas en la evolución de tu inversión. La forma más sencilla de saber cuál es la tasa de retorno neto anual y así establecer en cuánto tiempo recuperarás tu inversión, se encuentra en la siguiente fórmula:

(Renta x 12 – Impuestos anuales – Mantenimiento anual) / Costo del inmueble) x 100

Si el resultado es menor al 10%, podríamos decir que tu tasa de retorno neto anual es baja. Sin embargo, existen diferentes estrategias que pueden ayudarte a elevar dicha tasa.

Por qué las propiedades operadas son mejor inversión

Poner en manos de expertos la gestión de tu propiedad es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Contar con el apoyo de una inmobiliaria o invertir en una propiedad operada puede facilitarte muchos pasos y ahorrarte incovenientes.

Pon tu inversión de finca raíz en manos de expertos
Atribución: Imagen de Rebrand Cities en pexels.com

De entrada, posicionar tu finca raíz de arriendo será mucho más sencillo. Estas empresas cuentan con un sistema de difusión que te ahorra esfuerzo y dinero. Además, conocen la parte legal y te brindan todo el respaldo que necesitas. 

Es de suma importancia que te asesores siempre de la mano de expertos y que no arriesgues tu patrimonio en empresas poco profesionales. Investiga a fondo sus antecedentes y compara tus diferentes opciones.

Tu inversión está en tus manos cuidarla. En Unika Promotora te brindamos toda la asesoría para ayudarte a tomar la mejor decisión de inversión en este campo.

 Si te ha gustado este artículo, quizás de interese:

9 Claves para Empezar a Invertir en Propiedad Raíz

Invertir en Bienes Raíces: 3 Mitos y 3 Realidades que Deberías Conocer

Inversiones Inmobiliarias: Claves y Plan para Tener Éxito

¿Cómo Ganar Dinero al Invertir en Propiedades Residenciales?

Propiedades Operadas: La Mejor Opción para Inversionistas Pasivos

Leave a Reply