CARACTERÍSTICAS DE UN INVERSIONISTA PASIVO

Descubre las ventajas de los inversionistas pasivos en finca raíz
4.7/5 - (3 votos)

Se piensa que ser inversionista requiere de mucho tiempo; pero hay quienes ganan dinero como inversionista pasivo, sin tener que abandonar su estilo de vida o trabajo. 

Esta clase de inversionista no necesita dedicar demasiado tiempo, ni esforzarse mucho para obtener rentabilidad de su inversión. ¿Te gustaría saber más? Sigue leyendo, porque en este artículo te explicaremos de qué se trata. 

Características generales de un inversionista Pasivo en finca raíz

Un inversionista pasivo es aquel que no cumple con un papel activo en la operación de sus inversiones. También llamados buy-and-hold, este tipo de inversionistas, colocan su dinero en instrumentos de inversión de rendimiento a largo plazo.  Es decir, no se trata de traders o personas que participen diariamente en operaciones de bolsa. Por el contrario, hablamos de trabajadores, profesionales, jubilados, etc., que desean generar un ingreso constante, pero que no tienen suficiente tiempo.

¿Te preguntas cómo lo logran? Pues, utilizando instrumentos que, por sus mismas características, producen renta para sus dueños. Las cuentas de ahorro, las cuentas de inversión y los fondos de retiro, son algunos de ellos. 

No obstante, las inversiones pasivas más conocidas y eficientes son las de finca raíz. Se trata de propiedades que los inversionistas adquieren y retienen (precisamente es lo que significa buy and hold), para posteriormente rentar esas propiedades. Lo que se conoce como arriendo operativo.

Puntos clave que definirán si ser un inversionista pasivo es lo que necesitas

Tiempo, la Principal ventaja que buscan los inversionistas pasivos

Si eres un profesional, un jubilado o simplemente quieres invertir, debes saber que las inversiones requieren de tiempo, tanto para crecer y ser rentables, como para ocuparse de ellas.

En el caso de las inversiones pasivas, el tiempo a invertir se reduce considerablemente. Más allá de la gestión inicial de compra, así como de la elección de los operadores de tu inversión, es poco el tiempo que te tomará mantener tu inversión funcionando.

Desconocimiento del rubro o del mercado

Para invertir, además de tiempo, se requiere información y conocimiento.Ser un inversionista pasivo, con instrumentos como los proyectos inmobiliarios, no requiere de conocimientos avanzados.

Todos tenemos o habitamos una vivienda, por lo que es natural entender los aspectos generales del rubro. Desde la calidad de la propiedad, hasta lo que posiblemente quieran o necesiten nuestros arrendatarios. 

Respecto al mercado en sí, es bueno entender que el sector inmobiliario, aunque fluctúa y se mueve, no lo hace diariamente, ni minuto a minuto. Por lo que conocer el estado general del mercado en que queremos invertir no será tan complicado como el de otros sectores más volátiles. 

Know How

Ligado al asunto anterior, el know how en una inversión pasiva es mucho más sencillo de adquirir que el de otras estrategias de inversión, en donde suele tomar años ser eficiente.

Una persona no se convertirá en corredor de bolsa en poco tiempo, pero sí puede entender el oficio de un arrendador en poco tiempo. En tal sentido, los inversionistas pasivos valoran mucho la sencillez de sus inversiones. Es como una decisión entre invertir en algo complejo, pero potencialmente muy rentable; o invertir en algo menos rentable, pero más sencillo de entender y manejar. 

Responsabilidad

Si no eres un inversionista de tiempo completo, es irresponsable entrar a sectores que no conoces, por eso el inversionista pasivo prefiere colocar su dinero en finca raíz. Porque la inversión inmobiliaria no requiere de grandes conocimientos, sobre todo si escoges de forma adecuada a quienes operarán la propiedad adquirida. 

El inversionista pasivo no se ocupa de la operación

Los inversionistas pasivos contratan operadoras para sus inversiones
Atribución: Foto de Bruce Mars en Pexels, bajo una licencia CCO.

El factor más importante a tomar en cuenta a la hora de establecer si una inversión pasiva es lo que te conviene, es la operación de la propiedad en sí.

Como te contamos, a la inversión inmobiliaria que genera rentas se le llama arrendamiento operativo. Se le conoce así porque quienes te pagarán por usar tu propiedad son quienes van a utilizarla, los cuales tienen necesidades que deben ser atendidas. La primera es la de tener una propiedad en la que puedan vivir o permanecer durante un período de tiempo. Pero no es la única.

Tus inquilinos requieren de servicios, mantenimiento, reparaciones, etc.; y estos requerimientos no pueden ignorarse. De allí que no sea buena idea adquirir una propiedad y rentarla uno mismo, a menos que se tenga el tiempo y la capacidad pertinente, para cumplir con todo lo que implica tener arrendatarios. Hacer esto, puede acabar con tu inversión.

Lo recomendable es contratar a un operador eficiente. Una empresa capaz de lidiar con tus arrendatarios, dentro de un marco legal claro para ambas partes, con gran inmediatez y eficiencia. Si esto no se hace, las personas que arrienden tu propiedad podrían sentirse insatisfechas. Lo que puede llevar a problemas de pago, incumplimientos de renta y demás. 

En Unika Promotora te brindamos toda la asesoría para ayudarte a tomar la mejor decisión de inversión en este campo.

Si te gustó, tal vez te interese:

Conoce las Propiedades Operadas, un Modo de Inversión Segura

Tipos de Inversionistas: ¿Sabés Cuál es Tu Perfil?

¿Dónde Invertir? 5 Ideas Rentables para Generar Más Dinero

Pros y Contras de invertir en Derechos Fiduciarios

Propiedades Operadas: La Mejor Opción para Inversionistas Pasivos

Leave a Reply