ACTIVOS FINANCIEROS Vs. INVERSIONES INMOBILIARIAS

Finca Raíz por arriendo y sus desventajas
5/5 - (1 voto)

Invertir puede parecer la decisión más lógica para todos aquellos que entienden el mundo de las finanzas. Después de todo, es la mejor forma de incrementar tu dinero. Pero la gran interrogante es ¿debo invertir en un activo financiero o en un inmueble?

¿Qué es un activo financiero?

Es un título que te otorga el derecho de recibir un ingreso a futuro por parte del emisor o vendedor. Si tú eres quien lo adquiere, recibes el nombre de inversionista. Si tú eres quien lo vende, recibes el nombre de emisor. Puede efectuarse entre personas físicas y jurídicas. 

Es importante aclarar que cuando hablamos de activo financiero, nos referimos a títulos que no tienen un valor físico. Se trata, por lo tanto, de activos no tangibles.

La propiedad intelectual, por ejemplo, también se considera un activo no tangible, pero la dejaremos fuera por ahora.

¿En qué consiste la Inversión en Activo Financiero?

La figura emisora (quien vende), recibe un monto que le permitirá financiarse. Al mismo tiempo, se compromete a realizar pagos en el futuro, al inversionista (quien compra).

¿Qué figura puede ser emisora de un activo financiero? Cualquier entidad económica: empresas, gobiernos, comunidades autónomas. 

Clasificación y tipos de inversión financiera

Los activos financieros se pueden clasificar en las siguientes dos categorías:

  1. Renta fija: Son aquellas en las que, como inversionista, puedes saber cuánto vas a recibir y cuándo. Normalmente, son emitidos por administraciones públicas o algunas empresas. Su riesgo es menor. 
  2. Renta variable: No tienes ninguna garantía de rentabilidad. Incluso, en algunos casos, existe el riesgo de perder la inversión. No obstante, su atractivo es que, cuando estas estrategias funcionan, se gana bien. 

La segunda clasificación se basa en el tiempo de vencimiento de dichos activos.

  1. Corto plazo: ofrecen rentabilidad baja. Son contratos que se amortizan en un período menor a 12 meses.
  2. Mediano y largo plazo: representan un riesgo mayor a las inversiones de corto plazo, por la posibilidad de fluctuación del valor. Son contratos que se amortizan en un período mayor a los doce meses.

Cómo funcionan las inversiones en activos financieros

Las principales características de los activos financieros y que te ayudarán a comprender cómo funcionan son:

  1. Liquidez: Es la capacidad con la que cuenta el activo de “convertirse” en dinero en efectivo. A mayor facilidad e inmediatez, mayor será el grado de liquidez.
  2. Riesgo: Se define a partir de las garantías que posea el emisor con respecto a su solvencia. Es la probabilidad que tienes como inversionista de obtener o no una ganancia. Entre más baja sea dicha probabilidad, mayor será el riesgo.
  3. Rentabilidad: Se calcula a partir del interés que obtendrás como inversionista. Entre más elevado sea el interés, mayor será la rentabilidad. 

¿Qué es inversión inmobiliaria?

Son inversiones en bienes inmuebles; pueden ser terrenos, viviendas, oficinas o locales. Como cualquier inversión, el objetivo es obtener una ganancia. Existen tres formas de conseguir dicha ganancia: 

  1. Arriendo.
  2. Compra-venta.
  3. Ambas.

Atractivo de la inversión inmobiliaria

En los últimos años ha cobrado mucha fuerza como una inversión de bajo riesgo. Su atractivo recae en diferentes factores. El auge turístico, la mejora de la economía, el incremento en los precios de arriendo, son algunos de ellos. 

Las ventajas de la inversión inmobiliaria no son un secreto ni un beneficio reservado para unos cuantos. Al invertir en inmuebles te beneficias de la rentabilidad.

Su rendimiento es mayor y la valorización siempre irá en aumento. Entre más tiempo, mayor será el valor de tu inmueble. 

Muchas personas contemplan las inversiones inmobiliarias como un complemento a su pensión. Es una excelente decisión. Contarás con una entrada fija de dinero, siempre que tengas ocupado el inmueble. 

El plazo y la inversión inmobiliaria

Muchos inversionistas adquieren un inmueble a un bajo precio, con la idea de venderlo a un precio mayor. Algunos, incluso, utilizan la fórmula de comprar, mejorar y vender.

Inviertes al comprar, inviertes al renovar la casa y vendes con la idea de recuperar y también de ganar. 

Si acotamos la inversión a compra venta, debes esperar cierto tiempo para conseguir una ganancia importante. Es decir, dejar que el tiempo y la inflación hagan lo suyo. Sin embargo, ese lapso suele ser muy largo. 

Inversión en finca raíz de arriendo

Comprar para arrendar. Ya sea una vivienda, un local o un terreno, esta estrategia se basa en obtener una ganancia mediante las rentas del inmueble.

Lo ideal es apostarle a un retorno de inversión anual mayor al 10%. 

Inversión en activo financiero Vs. inversión inmobiliaria

Al adquirir un bien con fines de inversión, cuentas con una garantía: el inmueble. Invertir en un activo financiero depende de muchos factores que no siempre están en tus manos. Tu compra, año tras año, adquiere más valor, resultando así en una doble inversión. 

En los últimos años, se han popularizado diferentes estrategias de inversión inmobiliaria. Una de ellas son los fondos de inversión colectiva, una excelente alternativa para poder invertir en el sector inmobiliario con diversificación.

En Unika Promotora te brindamos toda la asesoría para ayudarte a tomar la mejor decisión de inversión en este campo.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Inversiones Inmobiliarias: Claves y Plan para Tener Éxito

Propiedades de Inversión: Ventajas de Apostar por Ellas

Inversiones Inmobiliarias: Guía Paso a Paso para Comprar una Vivienda

9 Claves para Empezar a Invertir en Propiedad Raíz

Invertir en Bienes Raíces: 3 Mitos y 3 Realidades que Deberías Conocer

Leave a Reply