IDEAS DE NOGOCIO: GUÍA PARA VALIDAR PROYECTOS

Conoce las Fórmulas para Calcular la Rentabilidad de una Inversión
4.3/5 - (3 votos)

Antes de invertir en un proyecto, debes asegurarte de que no se trate de un impulso o una corazonada, por esta razón es importante validar tus proyectos y negocios. Tu objetivo central es ofrecer una solución a la necesidad que tienen o tendrán tus futuros clientes. ¿Qué sentido tendría ofrecer un servicio o producto que nadie necesita? 

Corroborar que un problema existe o existirá es el primer paso. El siguiente, consiste en ratificar que tu producto o servicio resuelva dicho problema. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Validar ideas de negocio ¿A qué se refiere?

Uno de los grandes errores que cometen los emprendedores novatos, es asumir que su idea es tan buena que todos querrán comprarla.

El mundo está lleno de proyectos que se quedaron en fase de desarrollo porque no resolvían un problema o la dificultad nunca existió.

Millones de emprendedores alrededor del mundo se embarcan todos los días en navíos que no van para ninguna parte. No cometas esa falla: No des por hecho que tus ideas de negocio son un éxito, valida tu proyecto. 

Verificar la viabilidad de tu emprendimiento solo te tomará dos pasos:

Rectificar el problema: es decir, comprobar que el imprevisto es real. Cuando surgen nuevas tecnologías, aparecen nuevas necesidades que requerirán de una solución. Adelantarse a ellas puede ser un movimiento estratégico muy inteligente. 

Asegúrate que tus ideas de negocio sí resuelvan un problema
Atribución: imagen de prostooleh en freepik.com

Validar el proyecto: verifica que tu producto o servicio da solución a dicho problema. Una cosa es lo que te gustaría que tu servicio o producto lograra y otra lo que en verdad conseguirá. Haz lo correcto, corrobora su efectividad. 

¿Por qué validar ideas de negocio? La importancia de hacerlo

Emprender ideas de negocio sin revisar su viabilidad es un camino al fracaso. Puede ser que ya tengas identificado el problema a resolver o que ya tengas diseñado tu producto, pero: ¿Dónde lo vas a vender? ¿A qué precio? ¿Cuándo?

Validar un negocio significa resguardar tu dinero: es asegurarte de que cuentas con las condiciones y recursos para llevarlo a cabo de forma exitosa. Recuerda que se trata de una inversión, que para funcionar, no se debe dejar al azar.

Entre mayor control poseas sobre las variables, mayor será tu probabilidad de éxito: ¿cuánto cuesta el producto? ¿cuánto tiempo toma desarrollarlo y fabricarlo? ¿cuál es su mejor canal de distribución? ¿donde tendría que anunciarse? ¿por cuánto tiempo?

Valida la opinión de los clientes sobre tus ideas de negocio
Atribución: Imagen de freepik en freepik.com

Si has llegado hasta aquí, es porque quieres validar tus ideas de negocio. Sigue leyendo, te tenemos preparados 4 consejos que sabemos te serán de gran utilidad a la hora de emprender. 

4 Tips para lograrlo con éxito

Si bien cada proyecto es diferente y no podemos apoyarnos en recetas infalibles, los siguientes consejos son de gran utilidad sin importar la naturaleza de tu negocio. 

Investiga a fondo

Es muy probable que tus ideas de negocio ya se le hayan ocurrido a alguien más. Incluso es muy posible que ya se estén desarrollando o que existan en alguna parte del mundo. Pero tranquilo, eso está bien: averigua todo lo que puedas de esos otros proyectos similares al tuyo. 

Se trata de aprender de los aciertos, errores y condiciones de tu competencia. Analiza con mucho cuidado qué cosas le están funcionando y cuáles podrían hacerse de otro modo. Estudia a sus clientes y conoce a fondo su comportamiento de compra. Te será de mucha utilidad en tu estrategia de venta. 

Desarrolla un MPV: Mínimo Producto Viable

Antes de realizar una inversión y de arriesgar tu capital, es importante que pongas a prueba tus ideas de negocio. Hacer un prototipo o versión en desarrollo (MVP), te ayudará a obtener información clave de tus clientes potenciales, ya que así podrán emitir una opinión. 

¿Quieres sondear el terreno, identificar posibles áreas de oportunidad y realizar cambios pertinentes, antes de lanzar el producto oficial? Entonces crea un mínimo producto viable. Tómalo como un ensayo general, si lo quieres ver así. 

Prepárate para el peor escenario

No queremos que seas pesimista, ni que esperes lo peor. Sin embargo, ver más allá del presente e imaginar posibles escenarios que puedan representar una amenaza en tu proyecto, te servirá para enfrentar los retos y, así, conseguir el éxito de tus ideas de negocio

Ten en cuenta la retroalimentación

La opinión que importa es la de tus clientes. Tú ya hiciste tu parte y ahora te toca escuchar qué tiene que decir la persona que está del otro lado de la mesa, después de todo, a ellos es a quienes quieres llegar. 

Acerca de canvas para validar ideas de negocio

El lienzo o canvas es una metodología a la que millones de emprendedores acuden para validar sus negocios de forma simple. A continuación, te indicamos los 9 elementos que la conforman:

Cliente: se comprende por una trinidad: usuario, persona a quien está dirigido el producto; consumidor, quien toma la decisión de compra; comprador, quien ejecuta la decisión de compra. 

Problema: situación o necesidad a resolver. 

Propuesta única de valor: los beneficios que representa para el cliente. 

Valida la propuesta de valor de tus ideas de negocio
Atribución: Imagen de katemangostar en freepik.com

Solución: cómo se resolverá la necesidad del cliente. 

Canales: la forma en que llegará el producto o servicio al cliente. 

Fuente de Ingresos: cuánto y cómo pagarán los clientes. 

Fuente de Costes: todos los costos extras a la fabricación del producto. 

Métrica Clave: cuántos prospectos, clientes, visitas al sitio web, apertura de correos, interacciones en redes y muchos otros medidores de alcance e impacto. 

Ventaja Competitiva: ¿por qué tu producto y no el de la competencia?

Paso a paso para validar ideas de negocio

1. Plasma tu idea en el lienzo o canvas: tómate el tiempo que sea necesario

2. Identifica todas las variables y factores que pueden operar a favor o en contra de tu proyecto.

3. Crea un prototipo: MVP

4. Monitorea tu producto: reseñas, comentarios, focus group, encuestas. Se trata de saber cómo lo están recibiendo tus clientes y realizar las acciones pertinentes. 

Si te ha gustado este artículo, quizá te interese:

Plan de Empresa: Cómo Comunicar Tu Idea con Éxito

10 Causas de Fracaso al Emprender

Calidad de Vida: 7 Indicadores que Deberías Conocer

Leave a Reply